Roger Rojas revela cómo su hermano le salvó la vida y el dolor de retirarse del fútbol

Costa Rica.

Febrero de 2023 fue una fecha muy difícil para la vida de Roger Rojasquien tuvo que dejar de jugar al fútbol a los 32 años mientras jugaba en la primera división de Costa Rica.

Al inicio del anuncio de su retiro, el delantero catracho no dijo qué pasaba con su despedida, dejando sorprendido al fútbol centroamericano, especialmente a la selección hondureña con la que festejó títulos de liga. Olimpia.

Sin embargo, un año después de anunciar su adiós, Roger Rojas Reveló que le detectaron una anomalía en sus riñones de la cual sufrió un doloroso proceso para recuperarse.

En marzo de 2024 el ‘Ro-Ro’ Recibió un gran regalo que cambió su vida. Luis RojasSu hermano le donó un riñón, a quien agradeció su tremendo gesto que le salvó la vida. Un mes después de la operación de trasplante, Roger Rojas Rompió su silencio sobre todo lo que sufrió con su enfermedad.

EN EXCLUSIVA con Diario La Prensa contó lo doloroso que fue jubilarse, cómo se enteró de su condición y el mensaje entre lágrimas que envía a los enfermos renales en Honduras y el mundo.

Charla con Diario La Prensa

¿Cómo se enteró de su enfermedad?

Fue el año pasado (2023), estaba con mi esposa en una cita para revisar los exámenes que ella siempre hacía, cuando el médico me dijo: Roger, creo que tienes que parar, mi recomendación es que no sigas más. , ambos riñones no. Están funcionando al 100%. Como médico y jugador de liga recomiendo que pare, hay que hacerle un trasplante. Sí, fue impactante, no puedo negar que duele, porque de un día para otro te dicen “ya no más”, pero tuve la fuerza espiritual y mental de que en algún momento eso pudo pasar porque la enfermedad fue detectada en Colombia. , pero no estaba delicado, estaba bien en todo, me dijeron que me cuidara, que podía jugar perfectamente un año en Cartaginés sin ninguna complicación, jugué en el Sporting (San José) sin tener ningún síntoma, nada. .

Luego cuando llegué a Puntarenas me di cuenta que mis riñones no funcionaban bien, no funcionaban. Le dije a mi esposa: amor, Dios ya decidió por nosotros, no estemos en contra de él, tenemos que ser fuertes porque Dios me preparó emocionalmente, siempre me dio una posibilidad positiva, todavía la tengo, fortaleció esa parte de mí. que tal vez no lo hice. Él sabía de mí, lo afronté con humildad y le dije: Dios, si quieres esto, lo acepto y vamos a seguir adelante, sé que todo va a estar bien. El médico me explicó lo que seguía y sí, gracias a Dios pudimos superar esa etapa que fue dura, fue difícil, porque al día siguiente me tuve que levantar, ir a entrenar, al día siguiente igual. Le dije a mi esposa: decirlo no es lo mismo que ya vivirlo, lo viví, fue difícil, no lo puedo negar.

¿Cómo se manifestó físicamente en la capacidad de que no ibas a seguir jugando, te sentías cansado y tu cuerpo no respondía al alto nivel?

En Puntarenas hice una muy buena pretemporada. O sea, tenía esa ilusión de que me iba a ir bien, por las pretemporadas que he hecho en los equipos, creo que hice una pretemporada increíble, marqué muchos goles en los amistosos. Bueno, nunca había marcado muchos goles en una pretemporada, la disfruté increíblemente sin saber que era la última. Por eso les digo que la vida cambia de un día para otro, no lo creo, pero cuando llegué a casa estaba más cansada, me sentí mal, pero dije que si llegué más cansada de lo normal era porque Estaba más caliente. Puntarenas hace mucho calor, es como Nacaome, tipo San Lorenzo, mucho calor, la temperatura era de 40, 38 grados, mucho calor.

Dije que era por el calor, el clima que me siento cansado, pero era la enfermedad que iba avanzando, gracias a Dios pude detectarla a tiempo, siempre fui responsable con mi salud, nunca quise exponerme, siempre hablé con los médicos y me dijeron que podía jugar, siempre y cuando no me subiera la creatinina. Y bueno cuando me hicieron esos exámenes en enero, no recuerdo la fecha, el doctor me dijo que en febrero no, tenía la creatinina alta. Entonces lo mejor fue parar, no exponerme al sol, deshidratación y luego seguimos con el proceso, por eso tuve que parar.

En condiciones normales la retirada perjudica a los futbolistas, ¿cómo ha sido para usted?

La verdad es que hoy escuché una conferencia de un psicólogo deportivo a unos entrenadores de Latinoamérica en la que estoy involucrado para seguir aprendiendo y tocó un tema. ¿Que dijo el? Cuando el jugador se retira pasa por el duelo, ese duelo le cuesta pasar página, fue difícil, cuesta mucho. Imagínate que te digan: Roger, no puede seguir jugando, ven aquí, forma parte de un cuerpo técnico. Fui, me puse tenis y dije que no me iba a volver a poner tacones hasta el día que vuelva a jugar, siempre pensé en eso. Bueno, fui y me imagino que de repente te metieron en el cuerpo técnico. Si le pongo una mentalidad positiva, sigo siendo parte del fútbol, ​​de un equipo. Habiendo estado con el profesor Segura y Diego (Vázquez), pasé el luto allí, bendito Dios que así pasó. Hoy te puedo decir que lo extraño, no puedo ser hipócrita ni mentirosa, lo necesito, a veces me pongo a jugar con mi hijo, te puedo decir que pasé por ese luto, pero tal vez no, que necesito más. tiempo, tiempo Él me lo dirá.

Comparto lo que dijo: que uno ve amigos verdaderos, cuando pasan estas cosas, cuando uno ya se jubiló, pero no sé si comparar con otro, pero en el proceso de esta enfermedad sentí mucha solidaridad, oración. . Cuando te hablo de solidaridad es una palabra de aliento, no es material, para mí un gesto de solidaridad es: ¿cómo estás hermanito? Hoy te diré en esta entrevista, con todo respeto, que fuiste uno de esos, no lo olvido, ahí estaba mi mensaje, nunca me preguntaste qué tenía, en esta entrevista te lo digo, te lo agradezco. mucho, cuando terminé de hablar contigo le dije a mi esposa: me da palabras de aliento, conozco muchas personas a las que le agradezco que me haya enviado un mensaje, porque para mí fue lindo, hoy no quiero ignorarlo. eso lo quiero resaltar, Dios me dio muchas personas que me dieron ánimo, que me dieron apoyo

El gesto de Luis Rojas significó mucho para ti, él vive dentro de ti, ¿cómo fue esa experiencia?

Cuando el médico me dijo que para estar bien y poder recuperarme tenía que hacerme un trasplante de riñón de donante vivo o de cadáver, me explicaron el proceso que puede seguir una persona compatible conmigo. un posible donante y me preguntaron: ¿qué tipo de sangre era? Les dije que mi esposa estaba dispuesta a donarme su riñón, el médico me dijo que sí, que era una buena opción, pero que si tuviera un hermano, que mis padres estuvieran vivos, que les hiciera pruebas, porque aquí en En el hospital de México hacemos trasplantes, sí, si consigues un donante el proceso es más rápido, no quiere decir que dure dos meses, lleva tiempo, proceso, pero si lo tienes búscalo. Me dijeron que buscara un familiar directo, recuerdo que salimos con el médico, hablamos con mi esposa, le conté lo que había pasado con el médico, lo que seguía. Mi médico me dijo que si había un familiar directo las posibilidades de que todo saliera bien eran mayores. Los porcentajes de un hermano, madre o padre que dona un riñón a una persona que padece una enfermedad renal son exitosos.

Entonces, cuando mi papá llamó, hablaron con mi hermano y como a las dos horas me llamó Luis Roberto y me dijo: Roger, ¿cómo estás? ¿Cómo te sientes? Estoy bien, en general bien, positivo. Entonces me dice: mira Roger, hablé con mis papás, quiero decirte que no busques a nadie, no quiero que “Mimi” (esposa) te done el riñón, porque te digo que ese riñón es el mío, te lo voy a donar, Dios. Me trajiste a este mundo con un propósito, me preguntaba qué era, lo entendí, dime qué tengo que hacer. Ese día colgué, di gracias a Dios, no se encuentra un riñón en una pulpería, en un supermercado, en cualquier tienda. Cuando tu hermano te dice eso, todavía tengo ese sentimiento cuando me dijo eso. Entonces hablé con el médico, le dije que mi hermano se ofreció y me dijo: Roger, ahora te toca hacer la parte de inmigración, tienes que sacar un permiso de residencia, no puedes venir y listo, recuerda que eres extranjero, tienes que estar regulado por la Seguridad Social. Hicimos todos los trámites, le conseguimos la residencia, todo salió bien, la operación fue un éxito.

Nadie hace esto si la persona no ha hecho méritos en la vida.

Mucha gente me lo ha dicho (entre lágrimas). ¿Te digo? Estoy bendecido, hermano.

Mensaje de apoyo de Roger Rojas

Algo que quisiera resaltar es que muchas personas me han escrito sobre mi problema de salud, le he dado esperanza a la gente que para Dios nada es imposible, Dios me dio una nueva oportunidad de dar testimonio, las bendiciones no se pueden esconder, hay que contarlo. , tienes que contarlo. Este mensaje es para todos los enfermos renales de Honduras y del mundo entero, debemos ser persistentes, debemos ser constantes en los procedimientos con lo que nos dicen los médicos, siempre hay angelitos que nos sorprenden y nos cambian la vida.