Inauguran proyecto para producción de hortalizas en el corredor seco

En la estación experimental “Playitas” en el Valle de Comayagua, Honduras, se inauguró un complejo de casas de malla con estructura protegida para la producción de hortalizas que contribuirán a la seguridad alimentaria nutricional.

La producción de hortalizas es realizada por el Proyecto de Cooperación Triangular para el Fortalecimiento de Capacidades Tecnológicas Hortícolas en el Corredor Seco Centroamericano (Hortinnova), con financiamiento de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA), ejecutado por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), a través de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta).

El proyecto Hortinnova busca mitigar los efectos del cambio climático y fortalecer la seguridad alimentaria de los habitantes del corredor seco de Guatemala, El Salvador y Honduras.

En Honduras finaliza en diciembre de este año la primera fase 2023-2024, con una inversión de $320 mil dólares (7,6 millones de lempiras), a través de infraestructura para cultivos protegidos, capacitación, insumos, instalación de una biofábrica de fertilizantes orgánicos, instalación de riego .

La titular del SAG, Laura Elena Suazo, señaló que “el principal objetivo del proyecto es extender estas tecnologías a todas las comunidades donde los productores hortofrutícolas enfrentan desafíos como plagas, enfermedades y variaciones climáticas”.

La inauguración del proyecto contempla el trasplante de plántulas de pepino, cebolla, repollo, tomate, chile jalapeño y pimiento dulce en estructuras protegidas, como la casa de malla con macro y micro túneles.

Este es un paso fundamental en la transformación agrícola en el campo, que representa la responsabilidad de ejecutar exitosamente la misión de innovar, transferir y adoptar tecnologías resilientes con entusiasmo y aspiraciones por el potencial que posee nuestra región, agregó el funcionario.

El sistema de agricultura protegida facilita el cultivo de hortalizas en un ambiente controlado al proporcionar la tecnología para regular la temperatura, la humedad y la luz necesarias para el crecimiento de los cultivos, lo que contribuye a productos más saludables.

Por su parte, el embajador de Corea en Honduras, Moonup Soung, dijo que “el proyecto nace como resultado del crecimiento que han tenido los cultivos hortícolas en la región, frente a los desafíos del cambio climático, ya que entendemos que estos cultivos tienen un gran potencial de desarrollo, para impulsar las economías de las zonas costeras, especialmente aquellas dentro del Corredor Seco Centroamericano”.

El Corredor Seco Centroamericano es una franja árida paralela a la costa del Pacífico, que se extiende desde el sur de México hasta el oeste de Costa Rica y partes de Panamá. En esta zona predomina la agricultura familiar de subsistencia.

Los territorios beneficiados por el proyecto son específicamente Comayagua en Honduras; Osicala en El Salvador y Zacapa en Guatemala. Siendo Honduras el segundo país en realizar su inauguración oficial, después de Guatemala.