Carvajal, brócoli al horno y otro gol | Fútbol | Deportes

Disparo de Carvajal para marcar el primer gol del Madrid.Mariscal (EFE)

En ausencia del Pichichi Bellingham, de baja todavía por una luxación en el hombro izquierdo, los primeros que levantaron la mano en el Madrid esta semana fueron jugadores que nadie esperaba o en funciones en las que no son especialistas: Brahim el miércoles ante el Braga, y este sábado Andriy Lunin atrás y Dani Carvajal tirando zurdazos desde la frontal. Luego llegaron Vinicius y Rodrygo para golear y meterse un chute de confianza en tiempo de necesidades personales, pero la velada blanca empezó con el lateral derecho encendiendo la luz y el portero ucranio cerrando la puerta.

Real Madrid

5

Andriy Lunin, Alaba, Nacho, Dani Carvajal (Nico Paz, min. 82), Ferland Mendy (Fran Garcia, min. 70), Camavinga, Kroos, Brahim Diaz (Lucas Vázquez, min. 70), Federico Valverde (Modric, min. 59), Vinicius Junior (Joselu, min. 82) y Rodrygo

1

Valencia

Mamardashvili, Gayá (Yarek Gasiorowski, min. 54), Cristhian Ibarguen, Gabriel Paulista, Thierry Correia (Foulquier, min. 54), Francisco Martinez (Hugo González , min. 70), Diego López , Javi Guerra, Sergi Canos (Hugo Guillamón, min. 63), Pepelu (Yaremchuk, min. 70) y Hugo Duro

Goles 1-0 min. 2: Dani Carvajal. 2-0 min. 41: Vinicius Junior. 3-0 min. 48: Vinicius Junior. 4-0 min. 50: Rodrygo. 5-0 min. 83: Rodrygo. 5-1 min. 87: Hugo Duro.

Árbitro José María Sánchez Martínez

Tarjetas amarillas Pepelu (min. 34), Foulquier (min. 56), Camavinga (min. 61) y Gabriel Paulista (min. 67)

Son buenos tiempos para el defensa. Olvidada la tortura de las lesiones que lo metió en una ciénaga hace un par de temporadas, el zaguero ha recuperado el vuelo ofensivo perdido. El nuevo sistema de 4-4-2 empuja a los laterales a atacar más y él ha aprovechado la invitación. Se le nota suelto, ligero de traumas físicos pasados, y para el minuto tres se marcó una volea tremenda y con su pierna menos natural. “Cuando tienes confianza, te atreves”, confesó. “Con este nuevo dibujo, tengo más libertad para llegar arriba”, añadió.

Kroos no veía un defensa a 15 metros a la redonda, así que el alemán colocó una diagonal con matasellos, y el resto fue cosa de Carvajal, al que tampoco lo encimaron demasiado. Controló, maniobró y dejó correr la bola hasta que la pudo estampar. Fue su segundo tanto esta campaña tras el frentazo del Pizjuán hace tres semanas. Y en la segunda parte, tuvo el doblete a un palmo. En sus 10 temporadas anteriores en el Madrid, había anotado siete dianas. En esta ya lleva dos. “Ojalá pueda llegar a cuatro o cinco”, dijo. Señales ofensivas del renacer de un lateral que en los últimos años había dejado buenas actuaciones en partidos duros, pero al que le costaba rendir con regularidad.

“Estoy sacando una de mis mejores versiones. En rodaje, con confianza y también con la experiencia de tantos años”, apuntó Carvajal, a quien un cambio en la dieta —sin gluten— le ayudó a frenar una secuencia fatal de lesiones. ¿El plato favorito ahora?, le preguntaron en zona mixta. “Brócoli al horno”, bromeó.

Él hizo el 1-0 que luego amarró Lunin, de repente protagonista tras la lesión de Kepa. Venía de detener un penalti contra el Braga y ayer, en cinco minutos del arranque, le echó el freno de mano a Hugo Duro, a oscuras hasta el 5-1. Primero se la sacó abajo, casi a bocajarro, después de un buen movimiento del delantero y, al instante, le aguantó en un cara a cara que el atacante definió de forma mejorable.

Bellingham e Inglaterra

Duro acabó la primera mitad rascándose la cabeza por todo lo que había fallado. Esas dos y otra aún más clara, en la que solo tenía que poner la cabeza en línea de gol pero que no llegó ni a rozar. El regalo lo aprovecharon encantados Vinicius y Rodrygo, conscientes de los tantos que deben a la saca común en este inicio. Abierta la noche por Carvajal y aguantada por Lunin, los dos brasileños se regalaron un rato a su antojo (doblete cada uno). “Se puede decir que han vuelto a su mejor nivel. Solo necesitaban tiempo”, comentó Ancelotti. Rodrygo volvió a marcar en Liga desde un lejano 12 de agosto, en San Mamés. Esta vez, al Madrid no le faltó eficacia: tiró siete veces a puerta y metió cinco.

Desde uno de los palcos lo siguió todo Bellingham, al que la luxación del hombro le sigue dando guerra. Carlo Ancelotti anunció en la previa que, salvo contratiempo, volvería, pero no (lo volvió a sustituir Brahim). Unas horas antes, el club comunicó que el británico sufre “un cuadro de inestabilidad anterior” en la zona dañada. Traducido: que no frenó en seco en cuanto tuvo el percance el pasado domingo frente al Rayo. Le toca ir con Inglaterra, aunque Carletto aseguró que volverá pronto. “Tiene que hacer trabajo para fortalecer el hombro”, señaló. El Madrid, que prevé una baja de unas dos semanas para el mediapunta, ya mandó sus informes médicos a la federación de su país.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



Ver más noticias sobre Honduras